image

Image
Image
Image
Image
Image
image


Métodos de Aborto
Que es un aborto.

Es la interrupción del embarazo antes de los 180 días de gestación, pudiendo ser espontáneo, natural, o provocado.

El aborto en el sentido médico se corresponde con los dos trimestres iniciales, no obstante para efectos legales y en casos de malformaciones graves el tiempo puede sobrepasar dichas fechas. La interrupción del embarazo, ya sea natural o inducida, va seguida de la expulsión del producto gestacional por del canal vaginal, y puede estar precedida por pérdidas de sangre por la vagina.


Aborto quirúrgico
Dr. Dámaso Pérez

Consiste en la interrupción de la gestación en el quirófano mediante una técnica quirúrgica. Será imprescindible no haber comido ni bebido nada en las 8 horas previas a la intervención. Es conveniente venir acompañada por un familiar.

La técnica mas frecuentemente utilizada es la aspiración siendo complementado, en algunas ocasiones, con un legrado de confirmación diagnóstica. Y es necesario pasar siempre un control 15 días con tu ginecólogo/a habitual después de realizado el aborto con el objeto de confirmar la perfecta realización de la intervención y fundamentalmente para poder hablar de un método de planificación que impida que se reproduzca una situación similar.

Existen variaciones en la técnica quirúrgica en función de las semanas de gestación:

  • Hasta 12 semanas de gestación:

  • Se emplea la técnica del legrado por aspiración, en la cual, tras desinfectar la zona genital y dilatar el cuello del útero, se vacía el contenido uterino mediante aspiración realizando a continuación un legrado o raspado de la cavidad. Siempre se realiza bajo control ecográfico para una mayor fiabilidad y evitar complicaciones.

    Se puede utilizar anestesia general o local, en función del deseo de la paciente, siempre que no exista una indicación médica que lo contraindique. La anestesia general se administra a través de una vía canalizada en una vena del brazo. La anestesia local se aplica en ciertas zonas de la vagina. En la anestesia general la paciente se encontrará dormida durante toda la intervención, despertando inmediatamente después de su finalización. En la anestesia local la paciente tendrá las molestias típicas de una menstruación. La duración de la intervención, en ambos casos, es de 7-15 minutos.

    Tras finalizar la intervención son conducidas a una zona donde se recuperan bajo el control del personal sanitario, debiendo permanecer en observación aproximadamente una hora.

    < subir >

  • A partir de 12 semanas de gestación:

  • Se realiza bajo anestesia general.

    Hasta las 18 semanas de gestación la técnica es similar a la empleada en el caso anterior, requiriendo en algunos casos una preparación cervical previa (aplicación de una medicación en el cuello del útero para ablandarlo y dilatarlo). Deberán permanecer ingresadas en observación una media de 4-6 horas.

    A partir de las 19 semanas de gestación se emplea la técnica de inducción, consistente en una preparación cervical previa y la posterior provocación de contracciones uterinas hasta obtener la expulsión fetal, realizando a continuación un legrado de limpieza. Precisa ingreso en el centro durante 24 horas, estando durante todo el proceso bajo control médico.

    < subir >

    Aborto farmacológico
    Dr. Dámaso Pérez

    En España la comercialización de la RU-486 se aprobó en 1997. Se puede utilizar un método farmacológico para la interrupción voluntaria del embarazo en aquellos supuestos previstos por la legislación actual. Este método es muy eficaz hasta las 7 semanas de gestación (49 días), aunque no efectivo en todos los casos; por lo cual, un porcentaje bajo de pacientes requerirá una intervención quirúrgica posterior (lo que denominamos legrado o aspiración).

    Como toda medicación, presenta unas contraindicaciones para su administración, no pudiendo utilizarse en ciertas circunstancias, que serán valoradas antes de su toma por el ginecólogo.

    Con este método, la expulsión de la gestación puede producirse en nuestro centro o en su domicilio, por ello, deberá estar psicológicamente preparada para dicho evento. Por tanto, no es un método aconsejable para aquellas pacientes que no deseen o no puedan " colaborar activamente " en la interrupción de su gestación.

    Siempre va a presentar una hemorragia vaginal, que puede ser escasa o como una regla abundante. Esta hemorragia la puede presentar después de la primera toma del tratamiento (poco frecuente) o después de la segunda toma del tratamiento (más frecuente). La hemorragia durará como término medio 9-10 días, aunque puede persistir hasta su siguiente regla, sin que ello implique la existencia de ninguna complicación.

    El haber presentado una hemorragia no significa que se haya producido el aborto, por eso es muy importante que acuda a la cita que le daremos para realizar controles, entre ellos un control ecográfico.

    Durante los periodos de hemorragia y tras la toma de la medicación, puede notar dolor intenso "como de regla" que cederá espontáneamente, pero para el que puede tomar los calmantes que, habitualmente, utilice durante sus menstruaciones.

    Tras la toma de las medicaciones puede presentar astenia (sensación de debilidad o cansancio), nauseas, vómitos y diarrea, que ceden en poco tiempo y no suelen necesitar ningún tratamiento.

    El día de la 2ª toma de la medicación permanecerá en el centro por un periodo máximo de 4 horas, no precisando estar ingresada. Podrá deambular o permanecer en reposo en una sala habilitada a tal efecto.

    La Sociedad Española de Contracepción la incluye en el epígrafe Aborto, con el apellido farmacológico, para embarazos con duración máxima de 7 semanas y la legislación española la considera al mismo nivel que el aborto quirúrgico, exigiendo (en los casos despenalizados por la Ley) su administración en una clínica autorizada.

    < subir >

    Anestesia local
    Dr. Ramón Hernández

    Se utiliza la anestesia local para realizar intervenciones de aborto inferiores a 12 semanas, en gestaciones superiores está contraindicado su uso realizándose entonces una anestesia general o una analgesia profunda.

    Consiste en la administración de pequeñas dosis de anestésico en los fondos de saco vaginales, y su efecto crea un adormecimiento de la zona del cuello uterino fundamentalmente y del resto del útero, de tal forma que rebaja sustancialmente las sensaciones dolorosas que se producen en la dilatación del cuello y con las contraciones uterinas.

    Entre las ventajas del uso del método a tener en cuenta está que acorta el tiempo de estancia en la clínica.

    < subir >

    Anestesia general
    Dr. Hernández

    En la actualidad la anestesia general es muy poco utilizada en los procedimientos de aborto. Ha sido sustituida por la Analgesia profunda.

    < subir >

    Analgesia profunda
    Dr. Hernández

    Entre la sedación mínima y la anestesia existen varios niveles, concretamente cuatro.

    La sedación mínima produce una disminución de la ansiedad, cierta somnolencia, además la analgesia alivia el dolor. En ella la paciente es capaz de responder a órdenes verbales.
    La sedación moderada o profunda es un estado de depresión de la conciencia inducido también por medicamentos. Demendiendo de la dosis administrada será una sedación consciente o profunda.

    < subir >



    image

    image





    image